No perder un niño en verano y fiestas

 seguridad en San fermines 2015 con niños

Perder al niño en mitad de la calle, en fiestas, el parque, la playa o el supermercado es un miedo frecuente. ¿Cómo evitarlo? Este artículo recoge cinco tipos de artilugios para evitar los peligrosos y angustiosos extravíos infantiles: desde sencillos globos anudados a la muñeca hasta pulseras, incluso, tatuajes temporales pensados para los más pequeños.
 
 

1. Globos para no perder al niño

Perder a los niños es uno de los miedos más comunes. En especial, en sitios con grandes aglomeraciones de personas, como el supermercado o los parques.
Existen soluciones sencillas para apaciguar ese temor, como vestir a los pequeños con prendas llamativas y anudar un globo a su muñeca. Estos objetos permitirán distinguir al pequeño entre la multitud.
 

2. Pulseras antiextravío para niño

Otros métodos permiten, además, que en caso de extravío de un menor, otros adultos les lleven con quien corresponda. La forma más sencilla de lograrlo es usar una pulsera, en la que figure la información de contacto de los padres.
Las pulseras para niños deben ser de materiales resistentes, como vinilo o silicona
La pulsera debe estar confeccionada con materiales resistentes, como plástico, vinilo, silicona o incluso cuero. Los niños son muy activos y no es extraño que una pulsera endeble se rompa y pierda durante sus juegos. Conviene, además, que estén fabricadas de una única pieza. Esto es relevante, sobre todo para los menores de tres años, con el fin de impedir que se traguen trozos pequeños.
En el mercado hay numerosas propuestas de pulseras para niños, utilizadas para evitar o reducir los peligrosos y angustiosos extravíos.
 

3. Chapas colgantes para pequeños

Las pulseras no son el único artilugio para encontrar a los niños perdidos. Otra posibilidad es optar por chapas colgantes, diseñadas en acero inoxidable para que los datos no se borren. Incluyen una cobertura plástica para evitar los bordes afilados. Además, la cadena metálica que la acompaña se rompe si se tira con fuerza, para impedir riesgos de asfixia.
 
 

4. Tatuajes temporales para bebés

Los tatuajes temporales permiten, además, anotar alergias importantes
Si es difícil que los pequeños se despeguen de pulseras y chapas colgantes, hay algo aún más complicado: los tatuajes. Y es que hay empresas que comercializan tatuajes temporales para niños, que duran varios días. Permiten que los menores lleven la información de contacto, sobre alergias o cualquier otra clase de datos importantes pegada en la propia piel.